Make your own free website on Tripod.com

Para bien o para mal… el madurar significa cambiar…mirar hacia adelante… hacia un:

 

Nuevo Destino.

Por: Marissa Cervantes.

 

 

Aún no amanece, apenas las primeras luces del alba empiezan a aparecer. Sin embargo yo estoy despierto desde hacía mucho, no he podido dormir, su llanto no me deja descansar tranquilo. Todo en Nerima últimamente parece estar en uno de dos estados: o feliz o triste. En el caso de ella es triste.

Aunque haya pasado ya casi medio mes desde que se han unido para siempre aún llora toda la noche, sin detenerse. Lo amaba… quizás demasiado, no es saludable ya, está bien llorar los primeros días, pero esto ya no es saludable ni para ella, ni para mí. Me he propuesto no hablarle del tema… pero es imposible, me duele muchísimo verla así. Ya ni siquiera tiene ánimos para pelear conmigo, he cometido errores a propósito, sólo para hacerla enojar, pero todo ha sido inútil. “Quiero morirme” me dijo la noche después de la boda, y así pareciera. Se está muriendo en vida.

-Moose ¿Ya abriste el restaurante?- me dice saliendo de su recámara.

-Aún no…-

-Bueno, ábrelo más tarde ¿sí? Tengo ganas de seguir durmiendo-

¿Seguir durmiendo? Más bien quiere seguir llorando.

-Shampoo- atino a decir, pero ella ni se voltea.

-¿Sí?- dice con voz apagada. Cómo extraño esos “¿Qué quieres idiota?” o “¡¡No molestes más tonto!!”

-Creo… que… tal vez… no deberíamos abrir el Nekohanten hoy, quizás deberíamos tomarnos el día libre, después de todo la bisabuela está en China y no se enterará ¿Por qué no salimos a tomar un helado?

Espero cualquier respuesta, le hice esa propuesta esperando que cogiera una escoba y se aventara contra mí diciendo: “¿Salir con un cuatro ojos como tú? ¡¡No me hagas reír!! ¡¡Además sabes perfectamente que amo a Ranma y tú no eres más que un idiota que jamás lo vencerá!! ¿Te quedó claro?”. Sé perfectamente que me rechazará…

-Bueno… como quieras…

¿O tal vez no? ella se voltea y se dirige hacia su habitación. ¡¡No puede ser que en verdad esté hablando en serio!! Antes ya habría estado muerto hace rato… ¿O tal vez lo dijo pero en realidad no irá? Está bien que esté afectada, pero ¿de eso a salir conmigo? ¡¡Pero qué estoy diciendo!! ¡¡Ella acaba de aceptar salir conmigo!! ¡¡Mi sueño hecho realidad!! No… no puede ser verdad.

-¿Ya nos vamos?- dice arreglada.

¿O tal vez sí?

Caminamos por las calles de Nerima sin dirigirnos la palabra, ella está sumida en sus pensamientos. Yo estoy preocupado por ella, al menos sé que Ranma no llegará de su Luna de Miel en algo de tiempo, tal vez si aprovecho…

-Moose- dice sacándome de mis pensamientos- ¿Quieres ir a un lugar en especial?

-No… ¿tú?

-Tampoco- niega con la cabeza, al parecer no está muy a gusto conmigo.

-Y… ¿Si vamos a comprar un helado?- trato de sonreír.

-Como quieras- dice resignada.

En la heladería tampoco trazamos mucha plática, esto es un poco angustiante. Aunque era más gritona y grosera conmigo, al menos la otra Shampoo hablaba y sonreía. La que está tomando un helado conmigo es distante, indiferente y ¿cortés? Al parecer se dedica a hacer todo lo que le ofrezco… pero, no sé si eso me agrade del todo.

-¿Después regresamos al Nekohanten?- dice- es que el cartero pasa por allí y quiero saber si mi bisabuela me mandó alguna carta de China.

-Debe estar con tus hermanas, seguramente deben estarle preguntando por ti…- sonrío. Ella asiente.

Ella se termina el helado y caminamos de vuelta al Nekohanten. El regreso no es muy diferente a la salida. Ahora sí que me preocupa, tengo miedo de esas palabras que me dijo esa noche: “Quiero morirme”. Retumban en mi cabeza, temo que ella… no, no puede ser… no se atrevería ¿O sí?

Llegamos al Nekohanten y, efectivamente, el cartero había dejado la correspondencia. Dos cartas que provenían de China, una era de la abuela; la otra era para mí, de parte de mamá. Hacía mucho que no recibía carta de mamá. En la carta dice que me extraña mucho y que espera que esté feliz allá en Nerima. No sabe lo feliz que soy… también se disculpa por no escribir, pero dice que había estado muy enferma y esperó a recuperarse para escribirme porque no quería preocuparme. Temo por ella, su salud no ha mejorado mucho… temo que ella…

-¡¡No lo haré!!- es Shampoo. Es la primera expresión de disgusto que le veo en algo de tiempo.

-¿Pasa algo?- pregunto.

-Mi abuela dice que mis hermanas están ansiosas de verme y quiere que regrese a China…

-¿Y? Eso es lógico…

-¡¡Pero no quiero irme!!- me dice- ¡¡Ranma regresará pronto!! Entonces Akane verá quién soy…

-¿A qué te refieres?

-Que no voy a dejar que ella se quede con él, si piensa que ya ganó está muy equivocada!!

-Shampoo…

-¡¡Voy a recuperar el amor de Ranma!!- me grita.

-No lo vas a recuperar- le digo pacientemente- por la sencilla razón de que nunca fue tuyo.

-¡¡Cállate!!- se pone histérica- ¡¡Lo que pasa es que no entiendes nada!!

-¡¡La que no entiende nada eres tú!!- le grito, ella me mira extrañada, nunca le había hablado a ella en ese tono. Pero apenas empiezo- ¿Acaso nunca te diste cuenta de que Ranma NUNCA te amó a ti? ¡¡¿Jamás te diste cuenta de que amaba a Akane?!! ¡¡Ni siquiera cuando los viste frente al altar jurándose amor eterno!! ¿Acaso eres tan ingenua como para pensar que él te ama?

-¡¡Pero yo lo amo!!- se defiende.

-¡¡¡Eso no basta!!- me enfurezco- ¡¡deben de poner las dos partes!! Por más amor que le des si él no pone de su parte el amor no nacerá… lo sé por experiencia…- la miro fijamente al momento de decir estas palabras- ¡¡Tienes que madurar Shampoo!! Eso implica muchas veces renunciar a lo que queremos, por mucho que nos duela. Pero si queremos encontrar nuestro camino… primero debemos desechar eso que sabemos que no se va a cumplir…

-Pero Ranma…

-¡¡¡No te ama!!- le grito mientras la tomo por los hombros- ¡¡Entiéndelo de un buena vez!! ¡¡Está casado con Akane y NUNCA se van a separar!! ¿Lo entiendes? ¡¡Jamás será tuyo!!! ¿Lo entendiste?

-¡¡¡Sí!!- me da una bofetada y la suelto- ¡¡Lo entiendo!! ¿Estás contento?- empieza a llorar- ¡¡Ahora déjame en paz de una maldita vez!!!

Paso de largo rumbo a mi habitación. He tomado una decisión. Lo que le dije a Shampoo también debo tomarlo para mí, si quiero cambiar debo dejar atrás muchas cosas. La primera de todas: Nerima. Sí, me voy a China a cuidar de mamá, ella me necesita ahora más que nunca. Si Shampoo se quiera quedar aquí por tratar de recuperar algo que nunca le perteneció pues que se quede, a mí no me importa. Que se estanque ella sola, no voy a dejar que me arrastre a mí con ella. Empiezo a empacar mis cosas, pienso irme hoy mismo, no quiero estar lejos de mamá más tiempo.

Escucho que la puerta se abre a mis espaldas, puedo adivinar quién es. Pero no volteo, no claudicaré esta vez. Por mucho que me duela.

-¿Por qué empacas?- pregunta- ¿te vas del Nekohanten?

-Y de Nerima- digo sin mirarla- mamá me dijo en su carta que no ha estado bien de salud y quiero estar con ella por si algo pasa… regreso a China hoy mismo… para siempre…

Ella cierra la puerta sin decir palabra. Puedo oír su llanto desde adentro. ¿Llorará por mí? No, no es hora de hacerse ilusiones. He terminado de empacar mis cosas y me dirijo a la puerta de salida. Tengo miedo, pero no puedo arrepentirme, ahora no.

Escucho que sus pasos se acercan.

-¿Acaso no me esperas?- dice. Cuando volteo ella tiene también sus cosas en bolsas.

-¿Tú… te…

-No puedo decepcionar a mis hermanas- dice encogiéndose de hombros- y pensé que el viaje de regreso sería más a gusto con un amigo.

¿Amigo? ¿Acaso…

-Además- me dice- si se te pierden tus lentes o si pasa alguna que otra cosa… tu mamá no me culpará de irresponsable por dejar a su hijo a medio camino a China… jamás me lo perdonaría…

Entonces me sonríe. Una sonrisa que hace que me sonroje.

-¡Pero no dejaré que te aproveches de mí!- dice poniéndose en posición de pelea. Pero sonriendo- ¡¡o me veré en la penosa situación de mandarte estilo “aerolíneas Akane”- dice riendo a carcajadas, esta risa también me contagia y ambos reímos.

Entonces salimos del Nekohanten. Shampoo coloca un letrero de “se vende”.

-¿Se Vende?

-Sí, podremos obtener algo de dinero, por si tu mamá lo necesita…

-¿Qué?- pregunto un poco confundido.

-¿Acaso creíste que tengo ganas de ver a mis hermanas pronto?- sonríe- no!! mejor me quedo en tu casa por un tiempo… de seguro que tu mamá se pondrá mejor con unas de mis sopas!!

Ambos salimos de Nerima, tal vez para siempre, pero lo importante es que nos dirigimos no sólo a China; si no tal vez a nuestro futuro… hacia un nuevo destino… que tal vez lo compartamos…

 

FIN.

 

Notas:

Mi primer fic que tiene a Shampoo y Moose como protagonistas. Espero que no me haya quedado tan mal ^_^

Esta historia va dedicada con todo mi cariño a Akriel a quien le encanta Moose. Esta es mi forma de agradecerte todo. ¡¡Beshos!!

Comentarios a maral15@yupimail.com