Make your own free website on Tripod.com

EL SECRETO DE ESPERANZA

POR: AMELIA SALAZAR

 

 

Les pido mil disculpas pero tuve problemas con la computadora, y el capitulo 2 lo perdí, a ver como me queda este.

 

CAPITULO 2: LA PRIMER CITA DE SAKURA Y SHAORAN

 

 

Sakura se acababa de bañar; estaba vistiéndose en su recamara, saco el hermoso vestido que tenia la caja, era blanco con muchas flores de cerezo en rosa, abierto al frente, con pantalón pesquero también en rosa, la parte de arriba era cruzada con botones y un hermoso olan  alrededor del cuello y al final de la falda.

 

-         Que bonito esta- dice Sakura viéndose en el espejo

-         ¡Que lastima que sea para que te vea el mocoso ese!

-         Kero, no digas eso, además que si no hubiera sido por su ayuda, no se como hubiera terminado todo.

-         Tienes razón, si que nos llevamos un buen susto, pero gracias a los dos tuvimos un buen final. Y creo que hacen bonita pareja.

-         Gracias Kero- le contesta Sakura algo sonrojada

-         Pero eso no le quita lo mocoso

-         ¡ ¡ ¡ Kero!!! Que no le digas así,-Dice Sakura enojada, tratando de agarrar al guardián quien vuela por toda la habitación riendo.

-         Bueno, ya me voy, no quiero hacerlo esperar; todavía tengo que desayunar, pórtate bien

-         ¡claro! ¿Que puedo hacer si no quieres que te acompañe?

 

Sakura baja corriendo las escaleras,

-         ¡Buenos días!

 

-         ¡el monstruo de la casa ya bajo!

-         ¡ ¡ ¡ QUE NO SOY NINGUN MONSTRUO!!! –Le dice Sakura levantando la mano y con una vena levantada en la frente.

-         Creí que por tratarse de tu primer cita formal dejarías de portarte como un monstruo, pero veo que me equivoque.

-         ¡Que dices!- vuelve a protestar la chica

-         ¡Buenos días, querida Sakura! –le dice su papá llevando su desayuno –veo que se siguen llevando bien desde temprano.

-         ¡buenos días papá! -Le da una gran sonrisa

-         ¡te ves preciosa! –le dice su papá

-         Lastima que sea para ese mocoso… -dice Touya con cara de enojo

-         Que no es ningún mocoso, vuelve a protestar Sakura

-         Te acompañaría como tu Chaperón, pero tengo que trabajar- se levanta Touya y  se va

-         ¿Alguna pregunta Sakura, que tengas para tú primer cita?

-         No papá, pero estoy muy nerviosa, no se que hacer.

-         No te preocupes, vas a estar bien, se ve que es un joven muy respetuoso y muy formal.

-         ¡Si!

-         Como me gustaría que estuviera tú mamá aquí para darte algunos consejos en este momento tan especial para ti.

-         Pero, no te preocupes papá, con los consejos que tu me das, es más que suficiente- le sonríe Sakura.

 

-          Bueno, lo que te puedo decir, mi querida Sakura, es que seas tu misma. Eres una persona muy amable, sonriente, inteligente, y tienes muchas cualidades más, que tu amigo conoce muy bien, por eso fue que se enamoro de ti… si no fueras mi hija…yo también me hubiera enamorado de ti, y creo que tú hermano piensa lo mismo, por eso esta tan celoso.

 

-         ¿Eso crees?...

 

-         ¡claro! , ¡te pareces mucho a tu mamá!, por eso ese joven se enamoro de ti… al igual que yo lo hice con tu madre, a pesar de la diferencia de años, ¡nunca olvidare cuando la conocí!

 

-         ¡cuéntame!-

 

-         Pues como ya te he dicho, tu mamá me cayó encima, pero cuando la vi, sentí que un ángel me cayó  del cielo, no lo podía  creer cuando la vi, fue amor a primera vista.

 

-          ¡Que romántico!

 

En ese momento se oye que tocan a la puerta.

-         ¡Es él!...-

-         cálmate, y no te preocupes, que todo va a salir bien,

 

 

Sakura le sonríe, y corre a abrir la puerta. Al llegar frente a ella, se arregla el vestido, da un gran suspiro y abre la puerta.

-         Buenos días- le saluda  Shaoran con una sonrisa.

Este viste un saco cruzado con botones, la tela es parecida a la de Sakura; blanca con flores, pero en color azul y pantalón largo.

-         Buenos días- contesta ella con una gran sonrisa

-         Te prepare el almuerzo y te lo guarde en tu mochila.- su papá se lo entrega

-         Buenos días,- le saluda Shaoran, inclinándose un poco  

-         tengan cuidado, y no se vallan a tardar, los espero a las 5 de la tarde.

-         No se preocupe, no nos tardaremos.

-         Se que estarán bien

-         ¡nos vemos al rato, papá! No nos tardaremos.

-         Que se diviertan

Salen los dos de la casa y Shaoran  abraza a Sakura de la cintura, ella le sonríe,

Pero esta volteando para todos los lados buscando a alguien

-         ¿a quien buscas, Sakura?

-         a Tomoyo

-         me dijeron que este es un día muy especial para nosotros, y que debíamos estar solos

-         ¿eso te dijo?

-         Si, y Meiling me dijo que no me preocupara, que ellas ya tenían planes para este día

-         ¡No lo puedo creer!

-         Ni yo, pero que le vamos a hacer

-         Tienes razón

 

-         ¿Qué quieres hacer? –pregunta Shaoran

Ella se detiene y se lanza en sus brazos y le da un beso, que él corresponde,

-         Te quiero mucho Sakura, eres la persona más importante en mi vida.

-         Tú también lo eres para mí-

-         ¿Vamos a dar una vuelta alrededor del parque pingüino?

-         ¡Si!

Empiezan a caminar abrazados por la cintura. Pero, detrás de los autos, árboles, y todos los objetos donde se podían cubrir; Tomoyo, Meiling y Kero los están siguiendo.

-         no voy a dejar de filmar por nada del mundo la primera  cita de mi querida amiga.

-         nunca vas a cambiar ¿verdad Tomoyo?

-         pero a ver si no se enojan, claro que hay que cuidarlos- contesta Kero

y siguen a la pareja

- ¡hacen una pareja adorable! ¿No lo creen?-sonríe Tomoyo

- Si- comenta Meiling

- yo ya sabia que ellos terminarían juntos- dice Kero

- ¿Pero como que ya sabias?-le interrogan las dos jóvenes- ¿desde cuando?

- Desde que Sakura me dijo que había soñado con un niño con ropas Chinas.

-         ¡Pero eso fue cuando Shaoran llego! –comenta Tomoyo

-         Así es… como Sakura tiene poderes especiales, cuando me dijo lo que soñó, supe que ese niño iba a ser una persona especial en su vida.

-         ¿Por eso cuando te conocí, me dijiste que era la dizque prometida de Shaoran?-le pregunta Meiling

-         Pues sí-contesta Kero

-         ¿Por eso me dijiste que esa era una de las tantas pruebas que tenia que pasar una card captor?- pregunta Tomoyo

-         Pues si.- responde Kero

 

Mientras tanto los jóvenes se acercan a la tienda de la Señorita Maty, a Shaoran le llama la atención una pulsera y un broche en forma de corazón con dos alas a los lados, que ve en el aparador.

-         ¿Te gustan? –le pregunta Shaoran

Ella ve el broche y la pulsera, se queda viendo fijamente los objetos, son parecidos al broche que compro con Rika y Tomoyo, pero lo que más le asombro fue que también se parecían a la carta que ella había creado.

-         ¿Te gustan?- vuelve a preguntar Shaoran

-         ¡Si!, son muy bonitos.

-         Vamos a comprarlos

Entran a la tienda, la señorita Maty los recibe.

-         Buenos días, ¿les puedo servir en algo?

-         Buenos días- contestan los dos

-         Quisiéramos que nos muestre ese juego de pulsera y broche

-         Con mucho gusto, aquí lo tienen

-         ¿Te gustan?

-         ¡Si!  

-         Nos los llevamos

-         De acuerdo, ¿algún acontecimiento especial?

-         Pues si- contesta Sakura-nos acabamos de hacer novios

-         En ese caso ¿les gustaría que gravemos la fecha?

   se quedan viendo los dos, y Shaoran sonríe, -si-dice

-         ¿Que fecha quieren que ponga?

Los dos se quedan viendo, pues de cuando Shaoran le dijo que le gustaba, a que ella le contesto pasaron cuatro meses, ya no iban en quinto año, sino en sexto y no sabían bien que fecha podían escribir

-         ¿Qué te parece si ponemos,  invierno-verano?

-         ¡Creo que es una buena idea! –exclama Sakura

-         ¡Esta   bien!

-         Entonces invierno-verano, esta bien permítanme un momento, en seguida vuelvo

 

Los dos se quedan viendo las cosas que tienen en la tienda

-         Sabes, cuando la señorita Maty se cambio para acá, tubo muchos problemas, pues por más que acomodaba las cosas se caían, mis amigas y yo le ayudamos a arreglar todo, y Shiharu compró un muñeco de felpa, después fuimos a su casa y cuando salimos de su recamara oímos un ruido, regresamos y ya no estaba el muñeco. No sabíamos que había pasado, pero al otro día que vine con Tomoyo a la tienda, resulta que el muñeco estaba ahí.

Nos quedamos viendo, le dijimos a la señorita Maty que ese era el muñeco que ayer se había llevado  Shiharu y que habia desaparecido de su casa. La señorita Maty casi se desmaya cuando lo vio, y nos platico que eso ya le había pasado  en el otro pueblo donde vivía, que nunca le pudieron demostrar nada, pero dejo de vender pues se corrió el rumor de que quien comprara en esa tienda iba a tener mala suerte. Así que por eso se tuvo que cambiar, pero estaba muy triste porque esa tienda era el sueño de su novio quien murió en un accidente.

-         ¿Y que carta fue?

-         La carta del salto

-         ¿Y te costo trabajo atraparla?

-         No… pero agrupo muchos muñecos, formo un gran muñeco y me persiguió por todo el parque.

-         ¿No te paso nada?

-         No, pero se canso y cayo junto con todos los muñecos, lo atrape, pero hubieras visto cuanto nos tardamos para regresar todos los muñecos a la tienda.

 

-         Aquí están-les entrega una cajita con el prendedor y la pulsera.

         Shaoran agarra la cajita y se la guarda en el bolsillo de su traje. 

 

-         Sakura se sorprende pero no dice nada.

-         ¿Nos vamos?- Le abre la puerta a Sakura, quien por estar viendo a Shaoran no se da cuenta de que Meiling, Tomoyo y Kero están afuera filmando todo y chocan.

-         ¿Qué están haciendo aquí?- Pregunta Sakura enojada al ver a su amiga con la cámara en las manos.

-         Venimos a comprar unos recuerdos- le contesta Meiling para sacar del apuro a su amiga.

-         Así, y que hace aquí kero -quien se trataba de esconder en la bolsa de Tomoyo para que no lo descubrieran.

-         Pues pensé que estaba muy solito y se me ocurrió invitarlo a salir- contesta Tomoyo

-         Bueno ustedes tienen mucho que platicar, así que mejor váyanse para no interrumpirlos; como ya les dijo Meiling nosotros vamos a comprar algunas cosas.

-         Bueno espero que al rato me las muestres.

-         Si – contestan

-         Nos vamos- le dice Shaoran

-         Claro- y se dan la vuelta-ya se me hacia raro que no quisieran venir.

-         Si, a mí también.

Y continúan su camino.

-   Mientras, las chicas entran corriendo y compran algunas cosas que agarran rápido    para    cubrir las apariencias de que los estaban siguiendo, y salen rápido para darles  alcance.

 

-          ¡Mira! Aquí venden unas paletas deliciosas, ¿quieres una?

-         Si.

Entran en la paletería, para comprarse unas.

Tomoyo sigue filmando desde lejos. 

-         A ver si no nos descubren de nuevo.- dice Meiling

-         No te preocupes, nos cuidaremos mucho de que no nos vean- Comenta Tomoyo

-         Yo también quiero una paleta- dice Kero           

-         Deja que se vayan y enseguida te la compramos

Los Chicos salen de la paletería, y se dirigen al parque pingüino.

Meiling entra muy apurada a la paletería.

 

-         ¡me da tres paletas para llevar! ¡RAPIDO! - la chica desesperada por que no quería que se alejaran mucho.

 

 

Llegan al parque, y se sientan en una de las bancas,

-         sabes, no puedo creer lo despistada que estaba, como fue posible que no me hubiera dado cuenta de lo que representabas para mi.

-         No creas, al principio, yo tampoco me había dado cuenta.

-         ¿Pero cuando te diste cuenta?

-         ¿Te acuerdas cuando fuimos a la exposición de oso de felpa?

-         Si…

-         Pues ese día me di cuenta de mis sentimientos por ti

-         Pero… ¿Cómo?

-         ¡Como! de que ¿Cómo?, pues cuando te caíste y yo por más que trate de alcanzarte no pude hacer nada, sentí que te perdía y no podía hacer absolutamente nada,¿de que me servia tener magia… ¿si en ese momento no podía  hacer nada?.

-           Pero sabes, en ese momento cuando yo iba cayendo, no sabia que hacer; y cuando gritaste mi nombre, no se,  me sentí tan feliz, me sentí que no estaba sola en esto, que tú estabas a mi lado, y que nada me iba a pasar mientras tu estuvieras conmigo. En ese momento fue cuando se me ocurrió cambiar a flote y regresar a tú lado. En eso me abrazaste, y la verdad yo me sorprendí mucho. Pero como me imagine que estabas preocupado, no te dije nada.

-         ¿Shaoran abrazo a Sakura?- pregunta Meiling

-         yo no sabia eso- responde Kero

-         yo si pero a decir verdad, ese día ellos entraron en el elevador, y se cerraron las puertas, Eriol fue a pedir ayuda, bueno eso me dijo, aunque creo que el fue el que hizo todo…  paso un rato y cuando se abrió la puerta, Shaoran estaba abrazándola, pero cuando vio que se abrió la puerta, luego luego la soltó.

 

-         Dime, que querías que hiciera, fue como si regresaras a mi, algo me decía que no podía dejarte a un lado de mi vida.- dice Shaoran.

Shaoran abraza a sakura y le da un beso - estoy muy contento de que estés aquí conmigo

- a mi también me da mucho gusto tenerte aquí conmigo.

-         que sustos nos pego Eriol ¿verdad?

-         Ni quien lo pueda negar, pero al final fue un encargo del mago Clow

-         Eso si, no lo podemos culpar.

-         ¿Pero, si ese día te diste cuenta que te gustaba? ¿Cómo fue que compraste el oso antes?

-         No se, solo se que cuando estábamos en la mercería y te vi, lo único en lo que pensé fue en comprar un oso.

-         ¡que tierno!

-         Pero mira que distraída soy. Cuando fuimos a esquiar me lo ibas a decir, ¿verdad?

-         Si, y la verdad me dio mucho coraje el que no quisieras que te dijera quien me gustaba.

-         La verdad…pensé que era alguien muy especial para ti, y que al preguntarte por esa persona y tú no me contestabas, pensé que me estaba entrometiendo en algo muy especial para ti en lo que no debía  entrometerme.

-         Pero te equivocaste. Aunque creo que así fue mejor, porque en ese momento todavía estabas muy enamorada de Yuquito.

-         Pero cuando te diste cuenta de  que lo que te atraía de Yukito era el resplandor de su energía.

-          Me lo dijo Yue.

-         ¿Yue te lo dijo?

-         Si…

-         ¿Cuándo?

-         Cuando termine el oso, no se porque, pero lo lleve a la escuela. ¿Te acuerdas una ves que te vi en la escuela y me eché a correr?

-         ¡Ah si! te me quedaste viendo, te pusiste todo rojo y te echaste a correr ¡como voy a olvidar ese día! ¡si fue cuando Eriol  me dio un beso!

-         ¡¡¿¿C O M O??!! TE DIO UN BESO ESÉ…protesta Shaoran todo rojo de coraje y con varias venas saltándole.

-         ¡Cálmate! Pero solo me dio un beso en la mano.

-         ¡¡¡PERO TE BESO!!!

-         Si, pero yo no sabia que me iba a besar; además que solo fue en la mano.

-         Está bien, lo perdono porque en cierta forma él me ayudo para poner en orden mis sentimientos y me dio varios consejos.

-          ¿Cómo que te dio varios consejos?

-         Si, te acuerdas cuando fuimos a nadar, yo lo rete a una carrera, y el me gano, por más esfuerzo que hice.

-         ¡ah si!

-         Pues cuando llegue y vi que me gano, no le dije nada, solo me acosté en el agua. Él se me quedo viendo y me dijo “que tenia que tomar todo con más calma, que era muy buen contrincante, pero que debía medir mis energías, para al final atacar con toda mi energía, y llegar primero” “que eso también se aplicaba con la persona que amaba”.

-         ¿con la persona que amabas?

-         Si. En ese momento no supe que pensar, y fue cuando te vi al momento de salir de la alberca y me asustaste.

-         Por eso te caíste.

-         Si.

-         ¡Que tierno! , Mira que de verás estaba en la luna.

-         Pero eso fue lo que me gusto de ti, que a pesar que no te habías dado cuenta que me gustabas, tú siempre me regalabas una sonrisa. Además que siempre sabes en que estoy pensando cuando se trata de algo de magia.

-         Eso si, a mi me pasaba lo mismo, cuando sentía algo y te miraba, tu ya sabias de que se trataba.

-         ¿No quieres que almorcemos?, sirve que los invitamos a almorzar con nosotros.-comenta Sakura-

-         Tienes razón, ya hace algo de hambre, además ya me canse de que nos estén espiando.

-         Bueno, tu velos a invitar, mientras yo saco el mantel y  los almuerzos.

Mientras tanto Meiling se extraña porque Shaoran se aparta de Sakura.

-         ¿No nos abran descubierto? -Pregunta Meiling

-         No creo, no nos han visto, y sigue grabando a Sakura mientras esta sacando las cosas

-         ¿No quieren almorzar con nosotros?- Pregunta  Shaoran acercándose por sus espaldas

-         ¡¡¡¡haaaa!!!!  Gritan los tres

-         ¿Qué haces aquí Shaoran? ¿no se supone que tienes que estar con Sakura?

-         Si pero me pidió que las invitara a almorzar con nosotros

-         ¿No será mucho problema?- pregunta Tomoyo con cara de inocente

-         No, al fin a donde vamos nos están siguiendo.

-         Es que necesitan que los cuiden- grita Kero

-         ¡¿Que es lo que dices?! Muñeco de felpa!

-         ¡que tenemos que cuidarte mocoso!

-         ¿¡como te atreves!?

En ese momento se transformo en Kerberos y ya iba de nuevo a aplastar a Shaoran, cuando este le dijo.

-         Hagamos una tregua ¿quieres? por Sakura

-         Esta bien,  pero a cambio ¿de que?

-         De un pastel que compre especialmente para ti –le dice Shaoran

-         Más vale que este rico.

-         ¡Claro! lo escogió Sakura

-         ¡ha! Entonces si que va a estar rico.

-         ¿pero estas seguro de que quieren que almorcemos con ustedes?-pregunta Meiling

-         Por supuesto, no hay problema. Contesta Shaoran

 

   Se acercan a Sakura, con cara de inocentes.

-         Hola Sakura-dice Tomoyo

-         Hola, chicas ¿gustan almorzar con nosotros?

-         ¿Pero no es mucho problema? Preguntas las dos chicas.

-         ¡Claro que no! Mi papá preparo suficientes almuerzos para todos, así que no hay ningún problema.

-         ¡que bueno!-comenta Meiling quien se saborea el almuerzo al saber que lo preparo el Señor Kinomoto.

-         ¿Y mi pastel?...-pregunta Kero

-         aquí lo tienes- se lo entrega Shaoran

-         Espero te guste- le dice Sakura

-         Seguro, pues lo escogiste tú, de otra manera no lo hubiese probado, no sea la de malas-dice Kero

Shaoran le hecha unos ojos de pistola.

-         ¡ya! ¿no quedamos en que tendríamos una tregua?-dice Kero

-         Está bien.

Sakura los mira con ojos de interrogación… ¿de que hablan?, les dice.

- de nada - le sonríe Shaoran.

Se sentaron todos a almorzar y platicaron, de muchas cosas, cuidando no tocar el tema de que los estaban siguiendo, por supuesto.

Al terminar Sakura les pregunto.

-         ¿No quieren algo más?

-         No gracias- contestan – todo estuvo delicioso

-         ¿Están seguras de que no quieren algo más?

-         Pues todo estuvo muy rico, pero ya no podemos comer nada más. –contestan las chicas mientras Kero  esta feliz flotando rascándose la pancita de lo rico que comió  

-         ¿Y tú Shaoran? No quieres algo más

-         No gracias, ¿pero…?

-         Si ya se – le sonríe Sakura- no te preocupes ya pensé en algo

-         Bueno, ya almorzamos, ya nos estuvieron siguiendo por todos lados donde vamos, y queremos un poco de privacidad,…pero…en vista que no creo que la tengamos… ¡yo no quería hacer esto…! pero ustedes me obligaron.

Levanta su mano…-¡L I B E R A T E!...

El báculo mágico aparece, toma una carta y dice.

-         ¡Envuélvenos en tú poder, y llévanos hasta las nubes! ¡F L O T E!

Una burbuja rosa aparece y envuelve a Sakura y Shaoran, y los empieza a elevar.

-         ¡A no! de mi no se libran-dice Kero volando hacía donde se dirigía la pareja 

-         ¡A I R E! -grita Sakura- atrapa a ese ser, y no permitas que nos siga.

Una Bella mujer rodeada de aire, envuelve al guardián e impide que siga su camino

-         ¡Pero necesitan que alguien te cuide!- grita el guardián al ver lo que su ama le acaba de hacer

-         ¿Cómo te atreves?- grita Shaoran- no ves que esta conmigo

-         ¡Por eso te lo digo M O C O S O!- dice el guardián

-         ya déjalo-ya no nos va a seguir.

-         Está bien, creo que tienes razón

Las jóvenes tienen una cara de incredulidad, al ver a los jóvenes alejándose por el aire.

-         ¡a no! A mi no me cortan…- dice Tomoyo echándose a correr detrás de ellos, a Meiling no le queda otra más que correr de tras de Tomoyo, con el guardián en sus manos.

-         ¿no crees que fue una buena idea? –le sonríe Sakura

-         ¡Claro! ¡buenísima! –le abraza Shaoran

La pareja llega a una nube, y se sientan en ella

-         ¿No crees que esta vista es hermosa?

-         Claro, no cualquiera la puede tener.

-         Hay que aprovechar las ventajas de tener poderes mágicos. ¿no crees?-le sonríe Sakura

-         Tienes razón

-         Bueno, siguiendo con lo que me decías, entonces cuando nos quedamos en el ascensor te diste cuenta que te gustaba

-         Pues no, en realidad, ese día confirme mis sentimientos

-         ¿Entonces cuando?

-         ¿Te acuerdas cuando atrapamos a la carta REGRESO? 

-         Si fue cuando me dijiste que te gustaba Yukito

-         Pues fue ese día…

-         ¿pero como?

-         ¿Cómo de que como?, pues me abrazaste,…no te acuerdas

-         Pues si, pero fue la manera de agradecerte el que me hayas rescatado.

-         Así fue, pero en el momento que me abrazaste, sentí muchas cosas tan bonitas, que no supe que fue lo que sentí y me desmaye.

-         ¿Por eso fue que te desmayaste?

-         ¡Pues claro!, nunca me imagine que fueras ha hacer algo así… aunque que bueno que lo hiciste, pues fue el principio…

-         ¿Sabes’… ¿Cómo fue posible que no me hubiera dado cuenta de lo especial que eras?

-         ¿por qué dices eso?

-          Porque  yo sabía que estando tú a mi lado, nada me iba a pasar. Me sentía  segura, aunque tú no  querías que trabajáramos juntos, siempre me sentí segura a tú lado, sabia que no ibas a permitir que algo o alguien me dañara.

-          ¿Pero desde cuando sabias que no iba a permitir que no te hicieran daño?

-         Desde que llegaste.

-         ¿desde que llegue?

-         Si, cuando nos enfrentamos a la carta trueno, yo no sabía bien que hacer, y tú te enfrentaste a ella y me diste consejos para atraparla.

-         ¿pero?, si te trataba de una manera grosera pues quería que me dieras las cartas. ¿Cómo puede ser posible que desde entonces sintieras algo por mi?

-         Pues sí, estando a tu lado me sentía muy segura, claro que también tenia que luchar contigo, porque a pesar de que no se porque a mi me ayudabas, con otras personas no pensabas en ellas, y no te importaba mucho hacerles daño con tal de recuperar la carta.    

-         Creo que tienes razón, ¿pero sabes?... eso fue algo que aprendí  de ti y que fue lo que me hizo enamorarme. ¿pero desde entonces sentías algo por mí?

-         Si… pero yo pensé que era porque éramos amigos, y teníamos la magia en común, aparte de que estaba enamorada de Yukito, creo que por eso nunca me di cuenta de mis verdaderos sentimientos, hasta que te ibas a ir. Sentí una desesperación porque te alejabas de mi lado.

-         Sabes, cuando te vi llorar por Yukito, no sabia que decirte o que hacer, me sentía desesperado al no poderte consolar

-         Pero si me consolaste muy bien, me diste tu apoyo, y me sentí segura en tus brazos. Ese apoyo me ayudo a seguir adelante y te lo agradezco muchísimo-Sakura abraza a charon y le da un beso

  

Shaoran agacha un poco avergonzado la cabeza y ve de reojo hacía atrás,  ve a Tomoyo en la azotea de un edificio cercano a ellos, con la cámara de video.

-         No puedo escuchar lo que dicen…pero al menos puedo seguir grabando, ¡que tiernos se ven sentados en esa nube! –dice Tomoyo sonriendo porque su amiga no ha podido escapar de ella.

-         Espero que no nos descubran, porque si lo hacen, se van a enojar…-dice Meiling

-         Al menos no están haciendo nada malo-comenta triste el guardián

-         Pero claro que no van ha hacer nada malo, si esta segura con mi primo-

-         ¿Ya viste?- le pregunta Shaoran

-         ¿Qué?-voltea Sakura y ve a su amiga-no puede ser, ¿no podremos estar solos?

-         Creo que no…

-         Ya se, claro que podemos estar solos, y se lo vamos a deber a Tomoyo

-         ¡Que piensas hacer?

-         Ya veras

Saca otra carta y la llama. ¡C R E A T I V I D A D!  y aparece un libro

-         ¿Que piensas hacer?, ¿no se supone que esa carta solo se puede usar de noche?

-         Pues gracias a Tomoyo ya la puedo usar a cualquier hora…

-         ¿Cómo que a cualquier hora?

-         Si, resulta que después de que se fue Eriol, dejaron de suceder cosas raras, entonces a Tomoyo se le ocurrió la idea de usar esta carta para crear monstruos  y un montón de cosas más para que yo siguiera practicando magia, y ,mantener a las cartas en forma. Pero resulta que a veces podíamos venir de noche, pero otras veces no, o cuando veníamos de día no había nadie  y podíamos usar la magia sin ningún problema. Claro que el problema era hacer funcionar la magia de día, así que se me ocurrió pedirle a la carta que la pudiera usar a cualquier hora. Y desde que se lo pedí la puedo usar a cualquier hora.

-         Que bien que estés practicando con tú magia- shaoran la abraza y le da un beso

-         Gracias, pero acuérdate que esa era la misión que Eriol nos vino a enseñar. 

-         Claro que si.

-         Veamos…- abre el libro y empieza a escribir-Crea un hermoso parque con un lago, montañas, árboles y aves para contemplar en el cual solo podamos estar Shaoran y yo, Sakura. - ¿bajamos?

-         Si

-         ¡F L O T E! bájanos y llévanos a donde esta mi amiga Tomoyo.

La carta empezó a bajar y a dirigirse hacia donde estaban las chicas.

-         creo que estamos en problemas- dice Meiling al verlos dirigirse a donde se encontraban

-         no creo que estén tan enojados, pues no pudimos escuchar nada de lo que hablaban

-         pero de todas formas los estamos espiando… comenta kero

-         pero cálmense no creo que pase nada- dice Tomoyo guardando la cámara

 

  Llegan los jóvenes a la azotea donde se encontraban los demás.

-         Bonito lugar para pasar el rato – cometa Sakura

-         Perdóname, amiga, pero es que es un día muy especial, y yo…

-         Ya se, pero…porque no nos acompañan al parque pingüino

-         Esta bien- sonríen todos.

Y todos se dirigen al parque. Cuando llegan buscan un lugar algo apartado.

-   Pero Sakura ¿que piensas hacer?-pregunta Tomoyo

-   Algo que sin tu ayuda no habría podido hacer

     -   ¿Qué vas a hacer?

     Sakura abre el libro, y dice ¡C R E A T I V I D A D!

-         ¡Crea todo lo que esta escrito!

-         En ese momento aparece una puerta, la cual abre Shaoran. En la que se puede ver un hermoso parque adentro.

-         ¡Adelante señorita Sakura!

-         Con mucho gusto.

-         Los dos entran en el parque, y las chicas no tarde ni perezosas corrieron para entrar ellas también, pero una especie de energía se los impidió.

-         ¿Qué pasa? ¿Porque no podemos pasar?

-         Porque aquí solo podemos estar Shaoran y yo.

-         Pero no es justo – dice Tomoyo

-         ¡Claro que no es justo!, pero todo lo que hemos hecho y no podemos estar un rato tranquilos, así que creo que esto es lo único que se me ocurrió para poder estar un rato tranquilos. Nos vemos al rato- se dan la vuelta y la puerta se cierra.

-         ¿Qué vamos ha hacer? – pregunta Meiling

-         pues no podemos hacer ya nada – dice Tomoyo – no quieren que comamos una paleta mientras esperamos-

-         pues si- dice triste Kero al ver a Tomoyo con una gran tristeza.

-         Ni modo, tendremos que esperar – agrega Meiling

 

Sakura y Shaoran empiezan a caminar por un caminito empedrado, que llegaba cerca del lago.

 

-         ¿crees que deberás ya nos  libramos?

-         Claro, al fin podemos estar tranquilos de que no nos molestarán

-         Entonces – Shaoran se voltea y abraza a Sakura y se dan un gran beso,- al menos aquí si podemos estar seguros de que no nos están filmando-

-         ¿Por qué?

-         Es que me daba pena besarte sabiendo que en cualquier momento nos iba a filmar.

-         Eso si – dice ella apenandose

 

Mientras tanto, cerca del parque pingüino, en su trabajo, Touya se queda sorprendido al sentir que su hermana esta usando magia.

-         ¿Qué esta haciendo ese monstruo ahora?

 

      Llegan cerca del lago donde hay una banca debajo de un gran árbol de Cerezo, que esta todo en flor.

-         ¿Te quieres sentar?

-         Si

-         Es un lugar precioso – comenta Shaoran

-         Así me lo imagine.

-          Que bonita imaginación tienes

-         Sakura se sonroja – es que lo hice pensando en un lugar donde te gustaría que estuviéramos tranquilos

-         Gracias, pero estando contigo cualquier lugar es hermoso.

-         Sabes, te quiero mucho Shaoran, eres la persona mas importante en mi vida.

-         Tú también Sakura, eres la persona más importante de mi vida. Y sabes este amor que sentimos creo que es el amor más especial del mundo entero.

 

(AUNQUE SE TRATABA DE UNA PLATICA DE UNOS JOVENCITOS, CASI UNOS NIÑOS, NUNCA SE IMAGINARON QUE ESE AMOR QUE SENTIAN EL UNO POR EL OTRO LES AYUDARIA A SALVAR EL MUNDO EN UN FUTURO)

 

 

continuara

 

Quisiera agradecer a las personas que me han escrito, espero me sigan escribiendo.

ameliasalazar62@hotmail.com